Los objetivos anuales de incorporación de biocarburantes en la aviación establecidos por el Gobierno

Fuente: Pixabay

El proyecto de ley Cambio Climático y Transición Energética no termina de convencer al sector de los biocarburantes. Tan solo se hace mención a los biocombustibles en un pequeño párrafo dedicado al transporte aéreo, sobre el que enuncian que “el proyecto habilita al Gobierno a establecer objetivos anuales de suministro de biocarburantes, con especial énfasis en los biocarburantes avanzados y otros combustibles renovables de origen no biológico.”

Los productores de biocombustibles a partir de residuos orgánicos ya han afeado la contradicción que supone seguir impulsando el uso de combustibles fósiles aunque procedan de residuos plásticos mientras se sigue dejando en un segundo plano la aportación de las empresas que emplean aceites de cocina usados y grasas animales para la generación de biocombustibles.

Puntos de suministro con porcentajes mayores de biocombustible

Por otro lado, la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Biocarburantes) ve positivo la implantación de nuevos puntos de recarga eléctrica en las estaciones de servicio pero consideran que debería hacerse extensible a la de puntos de suministro de gasolina con al menos un diez por ciento de bioetanol (E10 o mezclas superiores) y de gasóleo con al menos un diez por ciento de biodiésel (B10 o mezclas superiores), según recoge la web de Energías Renovables.

En los meses de confinamiento durante el estado de alarma en nuestro país, la demanda de biodiésel ha caído en picado por la caída del uso del transporte. Sin ir más lejos, durante la pasada Semana Santa el consumo de gasóleo se redujo hasta un 68% respecto a la misma semana del año anterior. De no haber sido así, a algunas de las plantas españolas productoras de biodiésel les hubiese sido imposible satisfacer la demanda. El cierre de hoteles, restaurantes y cafeterías ha supuesto un mazazo también para las empresas gestoras de la recogida del aceite de cocina usado, la materia prima para la producción de biocombustibles avanzados.

Una vez superada la crisis por COVID-19 se espera recuperar los niveles de recogida de aceites de cocina usados y producción de biodiésel para satisfacer los objetivos de suministro de biocarburantes establecidos por el Gobierno. Si quieres saber cómo aportar tu granito de arena, aquí te lo explicamos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies