El primer carguero propulsado con aceite reciclado se dirige a Shanghái

Fuente: DSGC

Un buque carguero de la compañía de transporte marítimo Maersk se dirige hacia Shanghái para después volver a Roterdam propulsado con biodiésel. Los 46.000km de viaje se harán con los depósitos llenos de biocarburante compuesto por una mezcla del 20% de aceite de cocina reciclado.

El pasado mes de marzo, la mayor compañía de transporte marítimo del mundo, la danesa Maersk, arrancó los motores de uno de sus buques colaborando así con el proyecto piloto impulsado por la Coalición Holandesa por el Crecimiento Sostenible (DSGC, por sus siglas en inglés), cuya finalidad, afirman, es mejorar la sostenibilidad del transporte marítimo. El combustible utilizado es un biodiésel de segunda generación que, según sus cálculos, evitará la emisión de 1500 toneladas de CO2 y 20.000kg de azufre.

El transporte marítimo supone el 90% del transporte de bienes y un 3% del total de las emisiones de dióxido de carbono. Además, esta cifra podría subir hasta el 15% en 2050 de no hacer nada por evitarlo. Las 1500 toneladas que dejarán de emitirse en este viaje gracias al uso de biocombustibles equivalen a hacer 12.000km con un coche promedio o, lo que es lo mismo, dar 300 veces la vuelta al mundo.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies