El Instituto Tecnológico de Canarias apuesta por un proyecto de biocombustible a partir de aceite vegetal usado

Fuente: Pixabay

El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) se ha propuesto ser un referente internacional en el desarrollo de tecnologías para la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia energética. Son varios los proyectos que han dado comienzo a lo largo del pasado año 2020 y que ponen el foco en promover la sostenibilidad medioambiental. Nosotros te contamos uno que nos toca más de cerca.

Reaprovechamiento de aceites de cocina usados

El ITC, en colaboración con dos empresas canarias de valorización de residuos, ha ubicado en Pozo Izquierdo, Gran Canaria, una planta piloto de biodiésel que será utilizada como plataforma de ensayo. El proyecto busca optimizar el rendimiento y la viabilidad económica de la planta que producirá biocombustible a partir de aceite vegetal de cocina.

Transformar un residuo en una fuente de energía es una buena noticia, más aún para una Comunidad como Canarias que depende de las exportaciones hacia la Península para su valorización o eliminación. El biodiésel procedente del reciclado de aceite usado puede sustituir total o parcialmente al diésel fósil, con el valor añadido de que emite hasta un 75% menos de gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles o los procedentes de la agricultura.

El Gobierno de Canarias asegura tener capacidades para “acompañar al tejido productivo en iniciativas que se pueden convertir, una vez se demuestre su viabilidad, en generadoras de actividad económica y de empleo”, en palabras de su consejera de Economía, Conocimiento y Empleo.

El ITC tiene en marcha otros proyectos para la incubación y valorización de algas, para la potabilización del agua de mar o para conseguir energía térmica de la radiación solar.